EMPEZO EL TDI 2014 Y EL PORTAVIONES TRAJO UNA VICTORIA DESDE CAMPAÑA...!!
En el debut de Diaz como DT del portaviones, pudimos ver un equipo con otra mentalidad de juego, con goles de Oyola en el primer tiempo y de Zanni de contra en el segundo los tres puntos estan en casa...ahora quedamos libre para luego recivir a Ben Hur de rufino...

LAPA

viernes, 18 de marzo de 2011

SE SILENCIARON LOS TAMBORES Y PLATILLOS.




“Al querido Pitota”


Lo recuerdo como siempre… Su fisonomía no parecía transformarse a pesar del paso de los años. Bohemio, ilusionado, bondadoso… un loco lindo, realmente.
Muchas pasiones recorrieron su vida. La batería, el grupo de rock, los escenarios, y el sueño permanente de trascender en el arte, porque él sí, realmente, era un artista, un autodidacta en la ejecución del instrumento musical que aprendió a amar.
El improvisado escenario del recordado Moncherí lo encontraba, de madrugada, “arrimándole” palos a su bata de tan solo tres cuerpos. Sin embargo, su talento le permitía hacerla sonar como si fuera la de “Black Sabbat” o la de “Led Zeppelin”. Freddie Castro o Richard Pallias supieron acompañarlo en la vuelta del rock a Cañada de Gómez pos-dictadura militar con “Tarzán y sus New Corpus”, allá por 1.983 en el Teatro Verdi.
Otros tantos, talentosos como él, como Alfredo Montoya, no dejaron pasar la oportunidad de acompañarlo en algún momento de su interminable carrera musical.
Siempre me decía: “tengo la ilusión de tocar con Tormato a dos baterías… ¿Te animás a un desafío palo y palo?”. Lo que Pitota nunca supo fue que ese reto, para mí, significaría una invitación jamás consumada que resulta ser ahora una de mis deudas pendientes.
Hasta el programa “Mi Ciudad” le ofreció un homenaje sobre inicios de los 90, y un recital a su consideración se realizó en el poli de la zona sur. Pitota tuvo sus momentos gloriosos en la música: Fue soporte de “Sandro y los del Fuego” y aprovechó todos los bailes habidos y por haber en los dorados años sesenta. Incluso tuvo una satisfacción reciente, cuando en la muestra retrospectiva realizada el año pasado en Biblioteca Rivadavia resultó ovacionado por la platea que rompió en aplausos de manera apoteótica cuando subió a tocar. Los que allí compartimos ese instante no nos dimos cuenta que pareció ser esa una especie de despedida.
Su otra pasión transitaba por los colores rojo, negro y blanco de aquel “Éverton Argentinos Juniors” que él amaba sin condicionamientos: no había distancia ni situación que impida acompañar “al Porta” en las buenas y en las malas. Lo hizo desde siempre, y, vaya como son las cosas…: lo disfruté, apenas yo con 17 años, dando una vuelta olímpica en el 84 en el “viejo Matadero”. Veinticinco años después revivió esa alegría y se lo vio acompañar al equipo que le hizo dar tres vueltas seguidas más. Lo vivió y lo disfrutó como si fuera un niño.
Precisamente en la cancha se lo veía marcando el ritmo de la hinchada con un redoblante que seguramente no era suyo. Todos lo seguían a él. En alguna oportunidad, de más joven, desplegó las banderas deshilachadas que cuidaba con singular recelo, o últimamente, de manera más pasiva, apoyado contra un sector del tejido que simulaba ser de su propiedad privada.
Ahora nos quedarán tus sueños en nuestro recuerdo: el desayuno en las mañanas del Café Madrid, el tránsito en tu bicicleta yendo a buscar la vianda, tu figura delgada y tus brazos flacos y tatuados que nunca dejaban de levantarse para saludar a un amigo…
Fueron tus últimos momentos, aunque, como ese tema musical que se escucha por siempre, el significado de tu persona va a permanecer entre nosotros.
De esta manera, tu canción nunca dejará de sonar…

10 comentarios:

Anónimo dijo...

maestro!!! ponganse de pie y aplaudan, aca se expresan los sentimientos del verdadero hincha tricolor, porque el verdadero hincha tiene memoria, sabe reconocer, es educado y respetuoso de sus antepasados, estas lineas cuentan de manera resumida la enorme historia oculta de este gigante que pesaba 3 kg con ropa mojada (como le sabiamos decir los que intercambiabamos alguna que otra palabra con el) este tipo regalo sonrisas, regalo el verdadero sentido de ser autentico, toda la vida vivio de la misma manera sin importar el que diran, fue y sera el UNICO Y VERDADERO HEAVY que tuvo la ciudad, el no andaba disfrazado era asi, su forma de ser, su vida autentica, su personalidad, y eso en una persona no tiene precio, el destino, la suerte o alguien quizo que no este mas con su campera de jean gastada y sus vaqueros con parches de cuero y la bici marron que reemplazo a aquel movil de dos ruedas que en una ocasion los chicos malos supieron hacer suya. No me olvido de su muñequera con tachas, no me olvido de el, no lo voy a olvidar, hoy nacio un mito en la ciudad

Anónimo dijo...

GRACIAS DANIEL, PALABRAS JUSTAS PARA UN GRANDE DE VERDAD, NOS DEJO FISICAMENTE PERO SEGURAMENTE NO LO VAMOS A OLVIDAR.

PATO

Anónimo dijo...

LA VERDAD ME PUSO MUY TRISTE LA NOTICIA...UN HINCHA DEL PORTA DE VERDAD...GRACIAS POR TODO MAESTRO

Anónimo dijo...

seguro que estan pitota y tio lucho juntos tocando los tambores y alentando al portavion....no se lo va a olvidar nunca...

Anónimo dijo...

vamos a ver si hacemos un trapo entre todos que diga "PITOTA PRESENTE" se lo re merece

Anónimo dijo...

GRANDE DANI! QUE HERMOSAS PALABRAS , SOS UN GENIO

Anónimo dijo...

Daniel, sos un hijo de puta (con cariño). Se me piantò un lagrimòn. Espectacular tu saludo a un queridìsimo personaje de nuestra ciudad. Gracias.-

Anónimo dijo...

hay que hacer una bandera para el querido tarzanito.
muy bueno dani

Anónimo dijo...

bandera es pocoo me hizo llorar esto q gran persona pitota como me gustaba chocarme el puño con ell un grande q desde el cielo nos esta mirando a todos

anibal luciano dijo...

La vida a veces nos ofrece cosas que no sabemos apreciar hasta el momento que ya no estan.
Alguna vez comparti con el una coca porque no consumia alchol quiza un dato desconsertante para quien lo jusgaba sin conocerlo.
Se fue uno de los personajes iconos de Cañada,esa cañada llena de parcos y enjuisadores.
Esta gran persona sobrevivio a todo eso y logro florecer con su manera ser y su filosofia de vida.
Un valiente en un mundo de pacatos solo resta decirle gracias y viviras en nuestros recuerdos para siempre.A eso se lo llama trascender.